Queda PROHIBIDA LA ENTRADA a todo tipo de abogados, banqueros, religiosos, políticos y demás gente de mal vivir.